LIDERAGORA.net | El blog de Daniel Sánchez Reina

Un espacio de lectura y reflexión sobre Liderazgo Empresarial. Y si quieres todavía más… todos los JUEVES a las 16:20 (GMT+1), en CAPITAL RADIO, mi sección "QUIERO SER UN BUEN JEFE"

MEDIOCRIDAD VIII: La excusa del sueldo

Mediocridad VIII

Si prefieres verlo en vídeo, clica aquí o sobre la imagen

Sincérate: si te pagaran un 50% más, o incluso un 100% más, ¿la calidad de tu trabajo aumentaría en esa misma proporción? ¿Harías las cosas mejor para que tus jefes y tus clientes internos o externos estuvieran más satisfechos de tu desempeño, en esa misma proporción?

Me aburre soberanamente el recurso tan manido de ‘Para lo que me pagan, ¿para qué voy a hacerlo bien?’. La respuesta me parece obvia: ‘Precisamente para aspirar a que algún día te paguen más’.

Trabajar bien o trabajar mal es una cuestión de actitud, no de salario. ¿Alguno de vosotros sabría cómo hacer para realizar su trabajo con un 50% menos o más de calidad? Yo no tendría ni idea de por dónde empezar a recortar o a ampliar. Nuestros estándares de calidad emanan de nuestra personalidad, no de nuestro sueldo.

Por supuesto que los índices de calidad en el trabajo están relacionados con el Compromiso. Y éste se ve afectado –entre otros muchos factores- por nuestra percepción de sueldo justo para el trabajo que realizamos. Fijaos que hablo de percepción, no de realidad. No está escrito en ningún sitio qué es un sueldo alto o bajo para un determinado trabajo en una determinada empresa de un determinado sector, más allá del benchmarking que podamos hacer. El Compromiso se traduce en Tiempo y en Aporte: si estoy comprometido no estaré cada día pendiente de la hora de salida; si estoy comprometido haré aportaciones para que la empresa mejore.

Pero el Compromiso tan solo tiene la fuerza para transformar una calidad razonablemente buena en una calidad excelente. Si trabajas mal por sistema, continuarás trabajando mal en condiciones más favorables. Y cuando te despidan, culparás a tu empresa. Y cuando te vuelvan a despedir en otro lugar donde te paguen más, serás de nuevo despedido porque tu calidad no habrá aumentado. Y entonces ya no responsabilizarás tan solo a la empresa sino al mundo entero. Y te convertirás en el azote del mundo empresarial. Y compartirás tu ira con todos los que piensan como tú, y os iréis a tomar cervezas a brindar para que la desgracia caiga sobre todos los empresarios y los jefes. Y educarás a tus hijos en esas mismas creencias, y les condenarás a ser tan mediocres como lo eres tú.

Otro clásico es la persona a la que ascienden en su empresa, y justo en el momento en que acepta el nuevo cargo pregunta a su jefe ‘¿Cuánto me vais a subir el sueldo?’ Siempre que me he encontrado con una pregunta similar, mi respuesta ha sido invariablemente ‘Cuando nos demuestres que no nos hemos equivocado depositando esta confianza en ti’. Detrás de toda promoción hay dos partes: el ascendido y la empresa. El primero ha demostrado una capacidad y una voluntad que hacen pensar en él como en una persona adecuada para el nuevo cargo. Pero la empresa desconoce todavía si el promocionado sabrá desenvolverse adecuadamente en su nueva posición, o si por el contrario padecerá el Principio de Peter (‘Toda persona asciende hasta su máximo nivel de incompetencia’). Por tanto, me parecería más oportuno preguntar ‘¿Cuándo me vais a subir el sueldo, y en función de qué?’. De esta manera el empleado ascendido conocerá qué se espera de él y qué resultados debe aportar en el corto o medio plazo.

Dejémonos de quejarnos y pongámonos a trabajar bien. Eso nos dará una enorme fuerza y legitimidad para criticar todo lo que nos parezca mal sobre el funcionamiento de las empresas y sus sistemas salariales, que lo hay y mucho, y daría para escribir varios posts.

Luchemos contra nuestra mediocridad.

Bienvenidos a un futuro mejor!

Daniel Sánchez Reina

Sigue mi blog: http://lideragora.net

Sigue mi canal Youtube: http://goo.gl/FRaoSM

Sígueme en Twitter: https://twitter.com/DanielSnchezRna

Anuncios

44 comentarios el “MEDIOCRIDAD VIII: La excusa del sueldo

  1. rebeccamilanposner
    diciembre 27, 2013

    Daniel, magnífico artículo! Me quedo con tu frase:
    … Nuestros estándares de calidad emanan de nuestra personalidad, no de nuestro sueldo.
    Un saludo y Feliz año!
    Rebecca

    • Daniel Sánchez Reina
      diciembre 27, 2013

      Gracias por tu comentario, Rebecca. Es importante que abandonemos el victimismo y aceptemos nuestra realidad personal.

  2. carmefernandez
    diciembre 27, 2013

    Cuántas personas solicitan un aumento de sueldo y cuando les preguntas qué consideran que han hecho de más para poder merecérselo no saben qué contestar… En ocasiones incluso entran los agravios comparativos para defenderse, y no siempre con buenos argumentos…
    Por otro lado, independientemente del sueldo entra en juego el disfrute con el trabajo realizado. Cuántas veces escucho a personas que ganan menos dinero que con el trabajo anterior, con unos criterios y condiciones que les compensan enormemente. Con esto quiero decir que no siempre es un tema de sueldo, sino de compromiso y disfrute, o como también lo llamo, pasión.

    Gracias Daniel por otro post.
    Carme

    • Daniel Sánchez Reina
      diciembre 27, 2013

      ‘Pasión’, Carme. Qué término tan fantástico para aplicarlo al trabajo! Es la búsqueda incesante de la Pasión lo que nos mueve a muchos. A veces se encuentra con mayor facilidad, otras con menos. Es cierto que es difícil que ciertos trabajos y ciertos salarios generen Pasión. En esos casos tan solo queda la decisión personal de seguir en nuestro estercolero o de activar mecanismos para salir de él. Cada uno elegimos ser Víctima o Responsable…

  3. Fulgencio
    diciembre 28, 2013

    Todo esto está muy bien, y me ha encantado el artículo, y alguno de los comentarios, sobre todo el que habla de la pasión, coincido totalmente con Carmen.
    Pero cuando hablamos de salarios también hay que hablar de lo que un “empresario” considera “adecuado” al puesto de trabajo, y es que cuando un empleado pone toda su pasión, su ilusión y su esfuerzo en hacer tu trabajo, y llega el “empresario” y te dice que va a reducir tu salario por las circunstancias actuales (circunstancias que no en todas las empresas se sufren), cuando tú tienes la misma carga de trabajo que antes, no crees que entonces si que tienes razones para pensar, ¿es que no trabajo bien, no pongo todo mi empeño y mi pasión en esto?, no crees que en ese momento te dan ganas de bajar ese listón en la misma medida en que tu “superior” considera que tu trabajo “vale menos”???

    • Daniel Sánchez Reina
      diciembre 28, 2013

      Fulgencio, estamos de acuerdo.
      Coincido en que, si eres empresario o directivo y pagas un salario mediocre, no puedes esperar un resultado excelente. Fijaos que eso precisamente indico cuando en mi artículo hablo del Compromiso.
      Pero de un resultado excelente a una ‘porquería’ hay muchos grados. Y mantengo mi tesis de que, aquel que utiliza su sueldo para justificar que ha entregado una ‘porquería’, siempre entregará ‘porquerías’, le paguen un sueldo bajo o un sueldo alto. Porque es una cuestión de orgullo, de amor propio, de imagen personal. Si no valoras tu imagen personal per-se, no la valorarás en circunstancias más favorables tampoco.
      Gracias por contribuir al debate.

      • Fulgencio
        diciembre 28, 2013

        Totalmente deacuerdo con eso, esta claro que es algo que va con la persona, el buenhacer es algo que se lleva dentro.

  4. Andrés
    diciembre 28, 2013

    Claro hombre, lo suyo es aumentar las responsabilidades del trabajador pero pagarle lo mismo. O mejor, ¡pagarle menos! A eso le llamo yo motivar, depositar confianza y ser justo, ¡qué maravilla! Qué mejor que pagar lo menos posible con la falsa promesa de subir el sueldo si el trabajador da lo mejor de sí mismo. ¡Qué capacidad de liderazgo, que ejemplo de buen empresario! ¡Que mierda más grande!

    • Daniel Sánchez Reina
      diciembre 28, 2013

      Andrés, lo que estás diciendo no tiene nada que ver con lo que yo he dicho. Lo estás llevando a un extremo sobre el que yo no he dicho nada. Por supuesto que hay empresarios injustos y explotadores, pero no era el asunto de este post. Este post iba sobre los empleados injustos que, cobren poco o cobren mucho, utilizan la excusa del sueldo para hacer mal su trabajo. ¿Tú serías capaz de trabajar mal para ‘vengarte’ de un empresario injusto? Allá tú. Yo no. Mi motivación bajaría, no me esforzaría en perseguir la excelencia, pero tampoco haría mal mi trabajo. Me limitaría a hacer el trabajo razonablemente bien, sin excesos. En paralelo me buscaría una salida, pero por el bien de mi propia imagen y de mi orgullo profesional sería incapaz de entregar un trabajo deficiente.
      Un saludo.

    • Magdalena
      julio 18, 2014

      El liderazgo se lleva en cada uno de nosotros siempre y cuando aceptes tu responsabilidad no importa cuanto trabajo te carguen, has tu trabajo con amor y veras que no te pesara, aveces la necesidad te hace aceptar un sueldo muy bajo pero eso te deja la enseñanza, y si aceptas siempre los obstáculos que se te presentan hasta soportar gente que te maltrate, ¡búscale una solución al asunto!, te llevaras una gran sorpresa al ver todo lo que puedes lograr, Saludos…

  5. Santiago Miguez Neo
    diciembre 29, 2013

    Excelente blog, muy ajustado a la realidad.Como bien matizas separemos la realidad de la percepción de uno mismo ,si alguien considera que esta mal pagado tiene una solución irse y buscar quien le pague mas por lo mismo .Entonces nos encontramos con la pregunta ¿a donde voy?¿quien me quiere?,todo trabajador que muestre una actitud positiva en el desempeño tendrá una salida positiva a sus problemas. El problema será el que muestre una actitud negativa, ese se cierra las puertas a si mismo.
    ¿Cuántos trabajadores plantean su aportación a la empresa en beneficios para que le aumenten el sueldo? comento esto porque alguno si tiene que presentar su aportación tendrá entonces que pagarle al empresario,el que sepa demostrar lo que aporta a la empresa en beneficios por su actitud en su puesto ese no tendrá problemas en poder negociar un aumento de salario.¿es una casualidad? ¿será de actitud? ¿a que se llama mal pagado?
    Gracias Daniel por tu buen blog.

    • Daniel Sánchez Reina
      diciembre 29, 2013

      Gracias por tus palabras y por tu comentario, Santiago.
      En efecto, hay trabajadores que, si se hiciera un balance de aportación a la empresa, deberían devolver dinero. De la misma forma, hay empresas que deberían demostrar más sensibilidad, justicia y equidad ante el buen desempeño de muchos de sus empleados.
      Como todo en esta vida, es un juego de equilibrios. Pero la excusa del trabajar mal debido al sueldo yo no me la creo. Ese trabajador trabajaría mal en cualquier otro lugar.

  6. Roxana Antelo
    diciembre 30, 2013

    Estoy muy de acuerdo con los comentarios y el tema, ya que existen personas que creen que estan haciendo un favor en el trabajo y no es hasi, cuando nos empleamos en algun lugar de trabajo, es dejar como yo digo la marca de calidad de cada persona, siempre hay que dar lo mejor de uno ya que este es nuestro sello de calidad, pero tambien hago una reflexion, que en algunas empresas esto no es valorado y muchas veces se le pide al funcionario que solo viva para trabajar olvidando que este(a) tiene una familia. Se debe mantener un equilibrio entre las cosas, trabajo, excelencia, familia.

    • Daniel Sánchez Reina
      diciembre 30, 2013

      ‘La marca de calidad’… Me gusta mucho, muy buen término, Roxana.
      Como dices, el equilibrio es muy importante.
      Gracias por tu comentario. Espero verte por aquí en otras ocasiones.
      Saludos.

    • GUSTAVO
      enero 3, 2014

      CUANDO AUMENTAN LAS COSAS YO NO LE DIGO A MI PROVEEDOR QUE LE PAGO CON MARCA DE CALIDAD …

  7. GUSTAVO
    enero 3, 2014

    ENTIENDO QUE LA EXCELENCIA SE LOGRARIA TRABAJANDO AD HONOREM.O BIEN NIVELANDO HACIA ABAJO , POR FAVOR ACOTEN EN FUNCION DE NIVELAR HACIA ARRIBA … APORTERIA MAS QUE COMENTAR EN FAVOR DE INCENTIVAR LA MEDIOCRIDAD … EL MERCEDES BENZ NO ES BARATO ,TE DA LAS MEJORES PRESTACIONES …

    • Daniel Sánchez Reina
      enero 3, 2014

      Hola Gustavo.
      Por supuesto que a los buenos hay que pagarles. Yo no he dicho lo contrario. Lo que digo es:
      1/ Que hay personas que, aún teniendo un sueldo medio o medio alto, se escudan en que deberían cobrar más para hacer un trabajo deficiente. Y que quien hace un trabajo deficiente está arriesgando lo más valioso que tiene: su marca personal. Por supuesto que las condiciones en que trabaja (motivación, clima, etc) son muy importantes y puede que no esté excesivamente motivado, pero si trabajas mal nadie te valorará.
      2/ Que antes de exigir subidas de sueldo hay que demostrar la valía.
      Un saludo.

      • GUSTAVO
        enero 4, 2014

        Estimado : he estado años en empresas demostrando valia y nunca me han reconocido , parece mas un verso de empresarios que algo real , fijate sino que la gente espera las paritarias para lograr un aumento y si trabajas fuera de convenio es casi imposible… he bajado costos ,mejorado procesos, optimice recursos y nada a la hora de los meritos y mejoramientos la respuesta es si no te gusta hay muchas empresas que estarian nececesitando personal como vos… me parece bien que defiendas intereses de empresarios es un trabajo mas y tiene tanta valia como otros .
        Un abrazo.

      • Daniel Sánchez Reina
        enero 4, 2014

        Hola Gustavo.
        Si consideras que no se te reconoce suficientemente tu trabajo, busca una salida. Ése no es tu lugar. Por lo que cuentas, no te encontrarías nada cómodo reduciendo tus niveles de calidad en el trabajo. No lo hagas, porque les darás motivos objetivos para no reconocer tu trabajo.
        Por último, decirte que no me reconozco como defensor de los intereses de los empresarios. Me siento defensor de la empresa, que es un ente que tanto empresarios como empleados olvidan con frecuencia. Y es el ente verdaderamente importante a defender, porque es el que da sentido a la relación laboral y a nuestro trabajo. Eso significa que en ocasiones defenderé intereses de empresarios y en otras defenderé intereses de empleados. No es una historia de buenos y malos (términos contrapuestos), sino de eficiencia y equidad (términos integradores).

      • GUSTAVO
        enero 5, 2014

        Daniel :te agradezco tu comentario ,pero con tu definicion de defender la empresa ya me estas dando un perfil de tu pensamiento y direccion ” las empresas son de empresarios ” y los trabajadores trabajan en empresas que tienen dueños , a lo sumo tendran en algunos casos una participacion con acciones … tu ambiguedad en el puesto que seguramente tenes es comparable con la del trabajador que realiza su trabajo de acuerdo a una balanza interna que sube y baja de acuerdo a los reconocimientos que tiene…
        Un abrazo

      • Daniel Sánchez Reina
        enero 5, 2014

        Hola Gustavo. No acabo de entender la última parte de tu comentario. Puedes aclararlo un poco más? Gracias.

        Sent from my iPhone

        >

      • GUSTAVO
        enero 7, 2014

        Daniel: el trabajador siempre sube o baja su rendimiento de acuerdo a estimulos internos o externos ,puede ser que este estimulado por que su puesto le traera experiencia y sacrifica ganancia o bien por estimulos de parte de la empresa y cuando digo ambiguedad es por que el trabajador puede especular con la ecuacion sacrificio ganancia, en tu caso Daniel no logro encuadrarte por que hablas de los trabajadores desde un punto de vista empresarial , las personas trabajan por dinero para mejorar su calidad de vida y en estos momentos donde los salarios corren detras de la inflacion es muy dificil desprenderse de esa realidad por mas esfuerzo que uno haga en mejorar la calidad de su desempeño.
        espero que entiendas mi comentario .
        saludos

      • Daniel Sánchez Reina
        enero 7, 2014

        Lo entiendo, Gustavo. Es difícil mantener un alto rendimiento en contextos poco favorables.
        E insisto una vez más en que la orientación del artículo no hablaba de eso, sino de aquellos trabajadores que trabajarán mal sea cual sea su contexto y aludirán siempre a que no se sienten bien pagados. Son trabajadores a los cuales su Marca Personal y Marca de Calidad les importa poco, y por tanto serán difícilmente empleables en la sociedad actual.
        Un saludo, G

  8. Ivan
    enero 3, 2014

    Hola, como empleado he pasado por una etapa similar; hace un año me comprometí con la empresa en la cual trabajo a implementar soluciones innovadoras y nuevas, que nunca habían sido puestas en marcha, a esto le puse toda mi pasión, ganas y conocimiento, al cabo de un par de meses ya estaban funcionando. Le informe de mi situación económica a mi jefe y creímos que era justo un aumento el cual se lo plateo al gerente y obviamente dijo que no. Pero les dejo lo mejor para el ultimo, hay otro compañero que trabaja y hace lo mismo que yo, el mismo esta enojado con la empresa y lo único que hace es calentar el asiento todo el santo día a cambio de un sueldo que es mucho mayor que el mio. En estos momentos estoy en busca de un nuevo trabajo. Seria bueno que ademas de comentar digan que lugar ocupan en una empresa porque veo muchos comentarios que me recuerdan a la gente con la cual estoy trabajando. Saludos.-

    • Daniel Sánchez Reina
      enero 3, 2014

      Hola Ivan.
      Lamento que te haya ocurrido eso. Parece que hay un déficit de equidad en tu empresa. Esto se suele producir en empresas muy ‘burocratizadas’, y también en empresas donde se valora más los rendimientos del pasado y las horas presenciales que la eficiencia. Precisamente de esto hablo en el último post (Mediocridad IX).
      Tan solo te puedo sugerir que le expongas tu agravio comparativo a tu superior y a tu gerente, o que, como ya estás haciendo, te busques otro lugar donde te sientas valorado.
      Un saludo y muchas gracias por tu comentario.

      • Ivan
        enero 3, 2014

        Gracias diste en la tecla con la respuesta, saludos.-

  9. Martha Vazquez
    enero 3, 2014

    Daniel coincido definitivamente que la calidad, profesionalismo, ética, es parte de tu personalidad, aún cuando el de a lado no haga nada o la empresa no valoré el esfuerzo equilibrado en un salario, existen empleados que siempre destacan, sin embargo el tema motivación a un empleado con esta personalidad que le bajan el sueldo o le quitan prestaciones que difícil es que mantengan su rendimiento, sería bueno tener un artículo de discusión que es mejor en una empresa que quiere ahorrar si tomar la desicion de que un empleado con excelencia se vea en esta frustración o valdrá la pena que haga despidos justos

    • Daniel Sánchez Reina
      enero 4, 2014

      Hola Martha.
      Completamente de acuerdo en lo que dices, pero antes de ‘rendir mal’ es mejor buscar una salida porque arriesgas tu imagen como profesional en el sector.
      Respecto a lo que comentas de los despidos justos: considero importantísimo invertir en hacer un adecuado dimensionamiento de plantilla según cargas reales de trabajo, en lugar del recurso tan habitual de bajar o congelar los salarios. Esto puede representar despidos. Aunque sea duro decirlo, creo que por el bien de la motivación y del clima laboral de la compañía es mejor despedir al excedente que bajar el sueldo a todos. El clima laboral impacta un 30% en la productividad de la empresa. Por no tomar una decisión dura y difícil a tiempo la empresa se expone a desaparecer y con ella la estabilidad económica de todos sus trabajadores.
      En mi empresa hacemos estos estudios de dimensionamiento de plantilla y nunca es fácil presentarle conclusiones al empresario o al director general de que por el bien de su empresa tenemos que recomendar la reducción de personal. En muchos casos la disyuntiva es cruda pero simple: amputar o morir.
      Gracias por tu comentario.

  10. Alexis Rivera
    enero 6, 2014

    Hola Daniel,
    En estos casos tal vez tendriamos que evaluar por separado compromiso, desempeño, motivacion y remuneracion. Me agrada mucho tu articulo por la relacion que hace entre el sueldo y la calidad del trabajo. Sin duda alguna nos encontraremos con quienes encuentran en el salario excusa perfecta para un bajo desempeño;esas personas definitivamente no deben formar parte de ninguna empresa seria y respetable. Pero tambien nos encontramos los muy buenos (y te lo escribo por experiencia propia) que aunque tenemos la percepcion de que no estamos siendo remunerados de manera justa, realizamos nuestro trabajo con excelencia, por lo que estoy totalmente de acuerdo que la calidad es un factor ajeno al salario. Sin embargo existen diferentes grados de compromiso asi como diferentes grados de “hacer las cosas bien”. Un buen colaborador a quien la empresa no remunera de manera justa, a medida pase el tiempo inevitablemente se convertira en un colaborador menos comprometido y mas “desconcentrado”. Un buen colaborador que sabe que es bueno, no tardara mucho en darse cuenta que quiza en otro lugar valoren su capacidad. En estos casos la baja de calidad que podriamos encontrar en un buen colaborador se deriva de la falta de compromiso y “desconcentracion” al no sentir el que la empresa tiene compromiso con el tambien.

    • Daniel Sánchez Reina
      enero 6, 2014

      Hola Alexis.
      Tienes razón en que la calidad puede bajar en función de la motivación salarial y del entorno. Pero antes de plantearnos realizar un trabajo deficiente hay que buscar una salida cuanto antes. Porque no debemos permitir que nuestra Marca de Calidad profesional se vea afectada.
      Un saludo y muchas gracias por tu aportación.

  11. yanitza
    enero 6, 2014

    excelente artículo!!!

  12. Chuo Schmidt
    enero 7, 2014

    Es excelente, me gusto demasiado. Algo que veo en mis pares todos los dias de trabajo jaja

  13. Fernando
    enero 7, 2014

    Daniel
    Gracias por tu artículo, comparto los conceptos que aportados, desde ya que el salario siempre es una tema difícil de abordar dado las connotaciones que tiene aparejado tan diverso y complejo como las personas que lo aborden y las culturas en las que se conversa.
    Creo al igual que Roxana en la noción de “marca de calidad”, como también también en la necesidad comprender cuales son las connotaciones que existe detrás de la acción de incremento de salario.
    En oportunidades aquellas personas asociadas a la noción marca de calidad entienden al salario como una acción de reconocimiento, no por su valor $ en sí sino más bien como consecuencia directa de su desempeño. Por consecuencia, su negativa afecta desde ese lugar emocional más que desde el bolsillo.
    Desde ya, hay muchos factores de motivación pero seguro podemos coincidir en que tiene una jerarquía diferente a muchos otros.
    Muchas gracias

    • Daniel Sánchez Reina
      enero 10, 2014

      Sí, Fernando. Hay muchos tipos de motivación, y unos motivan más que otros. La objetividad y la equidad ayudan a crear un ambiente favorable.

  14. Hola Daniel,
    Considero que lo mas importante de este tema es respetar los acuerdos establecidos entre empresario y trabajador, pues la experiencia me ha demostrado que eso hace mas facil resolver el problema.
    la calidad del trabajador se mide con indicadores de gestion y la calidad del empresario se mide con el seguimiento que haga a esos indicadores.

    saludos,

    • Daniel Sánchez Reina
      enero 10, 2014

      Jair, estoy de acuerdo. La calidad del empresario y del directivo se mide por eso y también por otras muchas variables. Su responsabilidad en el buen desempeño es más alta que la del resto de empleados y así debe exigírsele.

  15. Blackice
    enero 10, 2014

    Buenas, ¿Debo valorar este artículo como algo dirigido a cualquier empleado o más bien de mandos intermedios hacia arriba?, presumo que responde a la primera opción asi que Dani, desengáñate, en un pais con seis millones de parados y/o empleados en b y en el que la inmensa mayoría de los que trabajan ya ni llegan a mil euros, la pirámide de Maslow te dirán que está en Egipto. Su mayor preocupación es el futuro inmediato, llegar a fin de mes, no perder el trabajo etc…
    Esto se traduce en dinero, y a eso se reduce en casi todos los casos la ambición personal y motivación, triste pero cierto en un sitio en que la mayoría no puede permitirse trabajar en lo que le gusta, no podemos pretender mas.

    Luego viene el carácter de cada individuo, sin ir más lejos personalmente sufro, y cada vez más, de un calienta asientos de primera división, algo que poco a poco se ha tornado insoportable,así que en estos casos coincido plenamente contigo salvo en la palabra, estos casos no son mediocridad, son lastres.

    • Daniel Sánchez Reina
      enero 10, 2014

      Mi artículo va dirigido a todos los niveles. Como dices, aunque el entorno sea desfavorable la actitud es fundamental. Gracias por tu aportación.

      Sent from my iPhone

      >

  16. Jaime Sierra Bosch
    febrero 20, 2014

    Vosotros, incluido Daniel. ¿No os cansais de hablar bobadas? ¿No teneis el compromiso interno de escribir con calidad? ¿Cómo es posible que el propio emisor de este llamado artículo manifieste, primeramente que el sueldo es excusa para reclamar? ¿No es cierto, acaso?

    Este Daniel habla pendejadas. ¿De verdad cree que si hace las cosas bien le van a aumentar en sueldo? ¿En qué mundo vive?

    Es cierto que existe un compromiso, pero ese es inicial, y al mismo tiempo, se suscitan subentendidos. Uno de ellos es precisamente que “si lo hago bien, me promueven”. “Si lo hago bien, gano más”. ¡Pavadas! Eso es pura teoría japonesa, que es inaplicable en nuestros territorios.

    Cuando dice: “los índices de calidad en el trabajo están relacionados con el Compromiso”. De dónde saca eso? Existe algún KPI al respecto?

    ¿Qué tiene que ver el benchmarking aquí?

    Esto me cansa. No dudo de las buenas intenciones del ensayista en su artículo, pero contiene tantos errores que agota.

    Está bien luchar contra la mediocridad propia. Pero también contra la mediocridad de nuestros contratantes.

    Además, la queja no tiene nada de malo, así como tampoco el reclamo, de lo cual el articulista no hace diferencias.

    Nuestros Daniel no sabe mucho… Aún. Y si a alguien le gustó este artículo, sabe menos. Pero ánimo Daniel, que escribes bien, estáis bien inspirado, y os auguro buen futuro, siempre y cuando trabajéis y que sea durante a lo menos unos 20 años más.

    Un viejo Ingeniero

    JSB.

  17. Uno que se implica... un poco mas de lo que le piden... aunque sea mas de lo que merecen...
    marzo 16, 2014

    Huevo… gallina… que fue antes?…
    Trabajo para comer, no como para trabajar….
    A partir de ahi todo es acordable por parte del empleador y del empleado.
    Fuera de eso… retorica banal.
    Justicia? ….
    Ilusos… la realidad no ha cambiado, ni lo hara.

    • Daniel Sánchez Reina
      marzo 16, 2014

      Gracias por pasarte por aquí y expresar tu opinión, dmng007. Hay empleadores que no merecen a sus empleados, de la misma forma que hay empleados que no merecen a sus empleadores. Los equilibrios son fáciles; los dificultamos las personas. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

QUIERO SER UN BUEN JEFE (podcasts)

PODCASTS - QUIERO SER UN BUEN JEFE

PODCASTS - QUIERO SER UN BUEN JEFE

EL MENTOR

El Mentor

Un mentor es un guía. Este libro aspira a convertirse en un mentor para el lector, preparándole para afrontar las situaciones más complejas de la gestión directiva.

EL DILEMA DEL DIRECTIVO

El dilema del directivo

En el libro EL DILEMA DEL DIRECTIVO, Daniel Sánchez Reina e Isabel Iglesias analizan las situaciones a las que se enfrenta a diario todo profesional con responsabilidad sobre personas. Con prólogo de Javier Fernández Aguado.

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: